1 de octubre de 2010

Slapp Happy y Henry Cow - Desperate Straights e In Praise Of Learning

 Slapp Happy un grupo que tocaba lo que denominaban nostalgia - pop un tanto retorcido y los padres del R.I.O., Henry Cow decidieron colaborar a mediados de los setenta. Producto de esa combustión fue un par de álbumes bastante buenos. Si bien en sonido y la manera de acercarse a la música son un tanto disimiles, su ideología subversiva y socialista era donde coincidían.


El primer disco que fue publicado de esa colaboración (1975) fue el Desperate Straights. La mayor parte del contenido corría a cargo de Slapp Happy, principalmente de Peter Blegvad, un geniecillo (vale la pena que chequen de cerca las letras que escribe). Los integrantes de Henry Cow simplemente participaron como una banda de acompañamiento. Vale la pena que pongan atención lo que hace Chris Cutler en la batería y percusiones. A primera escucha parece un disco un tanto sencillo y agradable, sin embargo poco a poco se van descubriendo los complicados y extraordinarios arreglos y la virtuosa interpretación que estos músicos nos ofrecen.

No desesperen...


El segundo capítulo de esta colaboración es el In Praise Of Learning (1975). A diferencia del primer disco, ahora la mayor parte del material corrió a cargo de los integrantes de Henry Cow. Con eso en mente podemos este es un disco bastante más complicado que el Desperate Straights. Empieza con un tremendo tema, War, que bien podría ser el sencillo por excelencia del R.I.O, tremendamente melodioso sin embargo complicado, experimental y arriesgado, todo en menos de 3 minutos. Y si el primer tema es el sencillo del R.I.O., Living In The Heart Of The Beast, el segundo tema debe ser el Close To The Edge del R.I.O. 15 minutos de pura intensidad subversiva, francamente este track, por su letra, debería estar prohibido en cualquier país capitalista. El final estilo marcha hace que la piel se me erize. El resto de los temas son buenos, pero se basan más en improvisaciones que generan un ambiente increíblemente tenso.

Así que estimados transportistas, éntrenle a esta fabulosa colaboración.

¡Guerra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada