21 de enero de 2012

Igor Stravinsky con un poco de locura.


Un remix que hice con la consagración de la primavera y una pizca de Jean Sibelius. Motivado por el sol y él en la noche, por el tiempo rugiendo como incendio incontenido. Musicalmente: usé una estructura numerológica para hacer las bases de esta pieza para después anexarle lo qué mi criterio creativo creyó justo para la amalgama idónea de esta pieza. Es decir, al estar ligado a la música y al flujo numerológico mi proyección de esta pieza es completamente flujo de mi ente; hay un discurso en esta pieza un tanto sutil, pero si tienen el criterio suficiente encontrarán una pieza dirfrutable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada