11 de septiembre de 2012

Tengan su pastel

Este día 11 de septiembre de hace un par de años nació Música Transporte. Apenas unos cuantos días antes, yo y el también compañero de MT, Rubén, nos habríamos juntado para practicar una de aquellas legendarias y memorables jornadas que empezaban desde las primeras horas de la tarde hasta ya entrados en la madrugada. Jornadas que consistían en ingerir una buena cantidad de caguamas, alcohol barato, fumar un sinfín de hierba, vagar por la ciudad y charlar todo el día de una cantidad tremenda de temas dispares. Recuerdo que ese día entramos a uno de esos congales que solían haber alrededor de la salida del Metro Copilco cerca de Ciudad Universitaria para darle el cerrojazo final a aquella jornada. Aparte del gusto por el vicio, compartíamos un gusto por cierto tipo música y en aquél congal, con la mente y los pensamientos ya perturbados por el alcohol y las drogas surgió la idea de crear el blog. Un espacio para compartir la música que nos gusta y practicar escribir pseudo-reseñas. Hoy, pensando sobre lo que me ha dejado Música Transporte me encuentro con que éste se ha convertido de un pasatiempo a una actividad más que enriquecedora. Dos años en los que sin darme cuenta se ha convertido este espacio de un simple pasatiempo a  un lugar para construir las rutas de un viaje de descubrimiento musical muy enriquecedor para la mente y el espíritu. Creo que el blog ha sido bien arropado por todos los que colaboramos en él y todos los que nos visitan, así que no dudo que pueda seguir continuando con su existencia y nos pueda seguir transportando por algún tiempo más. Música Transporte ha sido, cómo escribio Rubén en sus inicios, trascendencia auditiva e infintud musical. Hay pocas cosas con las que un ser humano puede conmover sus emociones y compenetrar su alma en un nivel tan profundo como con la música, asi que  A TRANSPORTARSE... 
Ahora les dejo un par de joyitas del subterráneo francés setentero para celebrar dos años de lblog.
 

Este álbum de 1984 fue el único que publicó esta banda que tiene el nombre de la deidad que lo ve y sabe todo del universo Lovecraftiano.  Jazz de tintes oscuros de de duración épica. Sólo tres temas conforman este disco que aglomera buenos momentos influidos tanto como del Canterbury inglés como de los sonidos disonantes del R.I.O. Música de sugestividad maligna que evoca al tremendo Yog-Sothoth a través de tus bocinas.
Acá la alineación:
-Pascal Morrow – Violín
-Phillipe Guillot – Saxofón y flauta
-Jean Yves Joron – Teclados
-Pierre Gedeon – Monteil – Bajo
-Cathy Camilleri – Voz
-Mark Sims – Trombón
 

Plat Du Jour (1977) también fue otra banda francesa de solo un disco en su existencia, pero aún así muchas bandas ya quisieran poder explorar la variedad de ideas y estilos musicales  en toda su carrera como lo que estos franceses lograron en los 40 minutos de duración del disco. Funk, progresivo sinfónico, jazz, cabalgatas zeuhlianas, psicodelia y locura avant-garde adornan a este excelente disco. Progresivo ecléctico en su mejor forma.
Acá la alineación:   
-Vincent Denis – Voz y guitarra
-Rodolphe Moulin – Bajo
-Oliver Pedron – Percusiones
-Francois Ovide – Percusiones
-Alain Potier – Saxofón
-Jacques Staub – Teclados
-Francios Maze – Voz
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada