22 de septiembre de 2010

Rubén D'Hers - Todo está en descanso (2004)



El aventurero músico caraqueño Rubén D'Hers encarna una de las fuerzas creativas más osadas del momento en el rock experimental sudamericano. Aparte de su labor en el alucinado grupo kRé (quienes ya vendrán a visitar este blog), también tiene mucho que decir como solista. Su primer trabajo solista es “Todo Está en Descanso”, una trama musical seriamente comprometida con el minimalismo, la ambientación electrónica, el post-rock y la musique concrete. Las intensivas manipulaciones de las cintas magnetofónicas operan más como un instrumento que como un mero recurso tecnológico. La serie de imágenes mentales motivadas por el repertorio de este disco alude a paisajes irreales y atmósferas etéreas plagadas de misterio, niebla y magia inescrutable. Todo eso en el lapso de una hora y medio minuto.


Anna y las palmas, en lo personal, es el mejor track del disco, es sumamente evocativo: la noche excitada por el azul persa del recién muerto día; devela las intrincadas formas de las nubes, quienes despilfarran ingenio, quién sabe de donde, construyen los mas surrealistas escenarios, justo ahí, arriba de nuestra cabeza. La sensación de la batería cadenciosa jazzera aunada al canto subyacente de esa mujer casi de diosa, apuntalados por acordes post-rockeros, trascienden los oídos, llegan a la piel, como el frio de la noche nueva.

Mejor escúchense el tema


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada